Sobre la sanción de la Comisión Europea al cartel de fabricantes de camiones y la recuperación de los sobrecostes soportados por los compradores

publicado a la‎(s)‎ 21 may. 2018 2:35 por Joao Paulo Borges   [ actualizado el 21 may. 2018 3:10 ]
La Comisión Europea ha impuesto una de las más elevadas multas de la historia a un cártel a nivel europeo formado por los fabricantes de camiones DAF, Daimler/Mercedes, Iveco, MAN, Volvo/Renault y SCANIA que, entre los años 1997 y 2011, pactaron los precios de venta de sus camiones así como la introducción progresiva de las tecnologías relacionadas con la reducción de las emisiones de los vehículos. Todo con el objetivo de que los precios se mantuvieran más o menos estables y equiparados y no entrasen en una guerra de precios entre sí.
Recordemos que son los principales fabricantes de camiones y casi 6 en cada 7 camiones vendidos son de estas marcas.

La primera resolución sancionadora tuvo lugar en Abril de 2017 pero, como SCANIA rechazó reconocer su participación (las otras sí que lo reconocieron), la sanción a SCANIA solo fue publicada en Septiembre de 2017.
SCANIA, mientras tanto, la ha recurrido ante el Tribunal General de la Unión Europea en una maniobra que, en general, se apunta como meramente dilatoria y sin resultados prácticos.


En resumen y a lo que a nuestros Clientes interesa, especialmente tras la entrada en vigor de la Directiva 2014/104/UE de la Unión Europea en materia de ejercicio de acciones de daños por infracciones del Derecho de la competencia (transpuesta al ordenamiento jurídico español, el sábado 27 de mayo, por el Real Decreto-ley 9/2017, de 26 de mayo), todos los que hayan adquirido o celebrado contratos de leasing relativos a camiones o cabezas tractoras entre los años 1997 y 2011 podrán reclamar el sobrecoste aplicado en el precio.

Visto que la resolución sancionadora se aplica de forma solidaria a todos los integrantes del cartel, se puede reclamar, por ejemplo, a SCANIA, el sobrecoste aplicado a la adquisición de camiones o cabezas tractoras de la marca IVECO, DAF, Volvo, etc., cabiendo a SCANIA posteriormente reclamar su parte de responsabilidad a las demás. En media, se estima que dichos sobrecostes podrán corresponder a cerca de un 10%/20% del precio pagado, aunque, para determinar en concreto la cuantía a recuperar, hace falta un informe pericial.

Como siempre en este tipo de asuntos, iremos a éxito con nuestros Clientes, seguros de tener la razón de nuestro lado (o sea, solo cobramos si nuestros Clientes recuperan su dinero) y el informe pericial ya va incluido en el presupuesto.

Consúltenos para ver cuánto podría recuperar y pídanos presupuesto clicando aquí.